Supongo que, como muchos de vosotros, tengo una larga lista de documentales y películas que ver, lista que va engrosando a medida que vas dejando atrás, y que en un día de inspiración decides dar una oportunidad descubriendo que te habías dejado en el trastero una verdadera joya.

Eso es lo que me había ocurrido con “Love Bite”, el documental dedicado a la artista Laurie Lipton y que ha conseguido que, si antes era un fan de su trabajo, me haya acabado convirtiendo en un verdadero devoto de la artista. Si no conocéis a la artista, os invito a que leáis el artículo que publicamos aquí.

Con un increíble trabajo a sus espaldas, la obra de Lipton sorprende por su minucioso trabajo, pero también por su inquietante acabado. Gracias al documental acabas descubriendo el porqué de esos mundos, su razón de ser y lo que empuja a la artista a crear dichas obras.

James Scott, utiliza el lenguaje documental más básico, pero consigue adentrar al espectador al especial universo de la artista, con unas entrevistas intimistas y mostrando a Lipton como una trabajadora del arte especial, no como a nos tienen acostumbrados a mostrar a los artistas, es decir, a un ser especial y distinto al resto.

La verdad un buen documental para aficionados al arte contemporáneo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies