Anirudh Sharma es el fundador de Graviky Labs, una empresa que ha conseguido convertir la contaminación de carbono en tinta.

 

Air-Ink nace después de que Sharma observara que las partículas de contaminación actuaban sobre su camisa como un agente colorante, los que le dio la idea para poder reciclar dichas partículas.

 

 

Ellos han desarrollado un dispositivo que recoge el hollín que se forma de la quema del combustible diesel y convertirlo en tinta que más tarde se puede utiliza en spray y marcadores.

A través de un patrocinio de una compañía de cerveza, se ha comenzado a distribuir la tinta entre varios artistas, que han creado piezas en Londres, Singapur y otras ciudades.

El equipo de Graviky ha producido alrededor de 1.000 litros (264 galones) de tinta en los últimos 12 meses y su objetivo es conseguir crear tinta para los cartuchos de las impresoras.

Sin duda un producto que puede hacer que producir arte sea más ecológico.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies